Paralelo 30 norte (3:Agadir, Marruecos).

La pelota cayó cerca de la orilla y los niños corrieron para evitar que huyera mar adentro. El más rápido pateó desde el agua y el partido volvió a jugarse sobre la arena. Desde un chiringuito con mesas en la playa, dos hombres de negocios miran el partido.

-¿Te acuerdas?-le dice uno al otro-Nuestro balón era más viejo.

-Y más sucio-responde el otro.

-Sí-recuerda el uno-, se escapaba siempre al mar. Éramos tan bajitos que cualquier ola podía ahogarnos en un momento.

El otro rió:

-Una vez tuvimos que hacer una cadena de niños para recuperarla. Una pequeña cadena humana.Corta, pero fuerte como la amistad que nos unía.

El uno se recuesta y bebe un poco de cerveza, directamente desde un botellín.

-¿Qué habrá sido del resto?- se pregunta en alto con voz triste.

-Ya nada será como antes- responde el otro encogiéndose de hombros.

Hacen un brindis automático, entrechocando las botellas de cristal que suenan como una canción nostálgica. Continúan bebiendo sin prestar atención a un hombre alto y delgado, de aspecto extranjero, que se acerca a la barra y paga su cuenta. El sol comienza a esconderse tras el horizonte donde acaba el mar.

Anuncios
Paralelo 30 norte (3:Agadir, Marruecos).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s